Red Lake Nation News - Babaamaajimowinan (Telling of news in different places)

Protecting the health and safety of agricultural and food processing workers in Minnesota

 

March 23, 2021



The pandemic made clear that many workers we may not think about every day are truly essential to our lives. Everyone thinks of front-line health care workers, but there are many others on the front-line, from grocery store workers to day care providers to custodial staff. We also need to remember and protect the people who grow and prepare our food.

They work long hours often under tough conditions to put food on our tables – and this work continued despite the pandemic. Now more than ever, agricultural and food processing workers’ health and safety must be a top priority for Minnesota.

On Friday, Governor Walz announced new efforts to better coordinate health and safety for these essential workers in Minnesota. Executive Order 21-14 establishes the Governor’s Committee on the Safety, Health, and Wellbeing of Agricultural and Food Processing Workers. The committee brings together community groups, labor leaders, employers and representatives from multiple state agencies, including DEED.

The committee will begin work right away to coordinate resources and engage in effective outreach to help ensure worker safety as the COVID-19 pandemic continues, focusing on housing, transportation and workplaces. Committee members will also help plan for future needs and provide recommendations for state policy and legislative changes to protect agricultural and food processing workers.

The agricultural production and food processing industries in Minnesota depend on the employment of significant numbers of workers. These workers include migrant seasonal workers, foreign laborers, recent immigrants and refugees, and seasonal workers. Core to Minnesota’s economy, agricultural production and processing industries generate over $112 billion annually in total economic impact and support more than 431,000 jobs.

Despite migrant and seasonal workers’ important contributions, it’s hard to get reliable data about them – including exactly how many such workers make their way to Minnesota each year. A 2009 University of Minnesota study estimated that approximately 20,000 people migrate to Minnesota each summer to work with green pea and sweet corn crops alone. Already, these workers and their families are making plans to travel to Minnesota for this year’s growing season. Many stay up to six or seven months of the year. Many other workers in food processing live and work here, as our neighbors, in cities and towns across the state.

I am eager to work with Deputy Commissioner Andrea Vaubel, Department of Agriculture, as a co-chair for this committee. I know we can improve coordination and communication between state, county and local agencies and offices to increase efficiency and effectiveness of our worker protection efforts. I am proud of the vaccine distribution work already underway for eligible food processing workers. This is a great example of a coordinated effort of state agencies, employers, local public health, and community groups connecting and coordinating services to provide eligible workers with available vaccines.

We will learn from these experiences and work together to bring worker and employer voices to the table so that everyone has a place to ask questions, suggest improvements, and learn from one another. The pandemic has highlighted the need to work better together to ensure worker health and safety. Our new committee will do just that.

Proteger la salud y la seguridad de los trabajadores agrícolas y de procesamiento de alimentos en Minnesota

La pandemia dejó claro que hay muchos trabajadores esenciales para nuestras vidas que anteriormente no pensamos en su seguridad o sus circunstancias en el lugar de trabajo. Todo el mundo piensa en los trabajadores de atención médica de primera línea, pero hay muchos otros en primera línea, desde trabajadores de supermercados hasta los cuidadores de niños y equipos de limpieza. También necesitamos recordar y proteger a las personas que crecen y preparan nuestros alimentos.

Trabajan largas horas a menudo en condiciones difíciles para poner comida en nuestras mesas, y este trabajo continuó a pesar de la pandemia. Ahora más que nunca, la salud y la seguridad de los trabajadores agrícolas y de procesamiento de alimentos deben ser una prioridad para Minnesota.

El viernes, el gobernador Walz anunció nuevos esfuerzos para coordinar mejor la salud y la seguridad de estos trabajadores esenciales en Minnesota. La Orden Ejecutiva 21-14 establece el Comité de Seguridad, Salud y Bienestar de los Trabajadores Agrícolas y de Procesamiento de Alimentos. El comité reúne a grupos comunitarios, líderes laborales, empleadores y representantes de múltiples agencias estatales, incluyendo DEED, el Departamento de Empleos y Desarrollo Económico (conocido por sus siglas en inglés).

El comité comenzará a trabajar inmediatamente para coordinar los recursos y participar en un alcance eficaz para ayudar a garantizar la seguridad de los trabajadores a medida que continúe la pandemia COVID-19, concentrándose en el alojamiento, el transporte y los lugares de trabajo. Los miembros del comité también ayudarán a planificar para el futuro y proporcionarán recomendaciones de políticas y/o cambios legislativos para proteger a los trabajadores agrícolas y de procesamiento de alimentos.

Las industrias de producción agrícola y procesamiento de alimentos en Minnesota dependen del empleo de un número significativo de trabajadores. Estos trabajadores incluyen trabajadores migrantes estacionales, trabajadores extranjeros, inmigrantes y refugiados recientes, y trabajadores estacionales. La producción agrícola y el procesamiento de alimentos en Minnesota generan más de $112 mil millones de dólares anuales en impacto económico total y apoyan más de 431,000 puestos de trabajo en el estado.

A pesar de las contribuciones importantes de los trabajadores migrantes y trabajadores estacionales, es difícil obtener datos fiables sobre ellos, incluyendo exactamente cuántos de estos trabajadores llegan a vivir y trabajar en Minnesota cada año. Un estudio de la Universidad de Minnesota de 2009 estimó que aproximadamente 20,000 personas migran a Minnesota cada verano para trabajar con cultivos de chicharos verdes y maíz dulce. Estos trabajadores y sus familias ya están haciendo planes para viajar a Minnesota para la temporada de crecimiento de este año. Muchos se quedan hasta seis o siete meses del año. Muchos otros trabajadores en el procesamiento de alimentos viven y trabajan aquí, como nuestros vecinos, en ciudades y pueblos de todo el estado.

Estoy ansioso por trabajar con la Comisionada Adjunta Andrea Vaubel, del Departamento de Agricultura, como copresidentes de este comité. Sé que podemos mejorar la coordinación y la comunicación entre las agencias y oficinas estatales, del condado y locales para aumentar la eficiencia y la eficacia de nuestros esfuerzos de protección de los trabajadores. Estoy orgulloso del trabajo de distribución de vacunas que ya está en marcha para los trabajadores elegibles en procesamiento de alimentos. Este es un gran ejemplo de un esfuerzo coordinado de agencias estatales, empleadores, salud pública local y grupos comunitarios que conectan y coordinan servicios para ofrecer a los trabajadores elegibles vacunas disponibles.

Aprenderemos de estas experiencias y trabajaremos juntos para poner las voces de los trabajadores y empleadores sobre la mesa para que todos tengan un lugar donde hacer preguntas, sugerir mejoras y aprender unos de otros. La pandemia ha puesto muy claro la necesidad de trabajar mejor juntos para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores. Nuestro nuevo comité hará precisamente eso.

 

Reader Comments(0)

 
 

Powered by ROAR Online Publication Software from Lions Light Corporation
© Copyright 2020

Rendered 04/19/2021 12:07